Política de cookies

Jaguar desea usar cookies propias y de terceros para almacenar información en su ordenador con la finalidad de mejorar la navegación por nuestra web, obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y enviarte información publicitaria de aquellos productos y servicios que pudieran ser de tu interés. Una de las cookies que utilizamos es esencial para el funcionamiento de determinadas secciones de la web y ya ha sido activada. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si lo deseas, puedes eliminar y bloquear todas las cookies de esta web, aunque de hacerlo es posible que algunos elementos no funcionen correctamente. Para más información sobre nuestra publicidad basada en la actividad online y las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulta la sección referente a nuestra política de cookies.

Aceptar

DESCUBRE CÓMO SE DESENVUELVE UN JAGUAR

All-Wheel Drive AWD

Su sistema de tracción cuenta con una caja de transferencia con un embrague húmedo multidisco electrónico, controlado por un avanzado actuador electrohidráulico, y transmisión por cadena hacia el eje delantero.

Una de sus ventajas es la velocidad, pudiendo transmitir el 100% de la potencia del eje delantero al trasero en tan sólo milisegundos. Estos cambios son completamente imperceptibles para el conductor que lo único que sentirá es la precisión de su conducción.

Control sobre cualquier superficie

Da igual si se está sobre una superficie helada, remolcando un vehículo, sobre hierba mojada… Este sistema único de Jaguar, All Surface Progress Control (ASPC), ofrecerá toda la seguridad necesaria. Funciona como un control de crucero a baja velocidad y el resultado es un avance controlado sin apenas deslizamiento.

Dinámica inteligente

El innovador sistema desarrollado por Jaguar Land Rover, el Intelligent Driveline Dynamics (IDD), controla las ruedas traseras para una conducción más segura, además de monitorizar la tracción y la velocidad, la dirección del volante, las suspensiones y los frenos.

Respuesta a adaptada al terreno

El Adaptive Surface Response (ASR) adapta el mapa del acelerador, la transmisión y el control dinámico de estabilidad (DSC) al tipo de superficie por la que se circula. Así, ayudará al conductor a actuar de forma sencilla incluso en las peores condiciones de carretera. El ASR selecciona el mejor modo: nieve, hielo, asfalto húmedo o nieve profunda y gravilla.

Sistema de fricción

Esta automatización ha sido diseñada para aquellos conductores que quieran disponer de la totalidad del control de tracción del vehículo. Se cambia a través de la pantalla táctil y automáticamente aporta una respuesta del motor más progresiva que facilite el control sobre superficie deslizantes.